top of page

XUNTOS. Nos conocimos en verano.

Y puedes seguirnos en redes sociales: @xuntos_oviedo


¡Este sí que fue un verano diferente! Entusiasmo, mascarilla, gel hidroalcólico y crema solar: con este kit, el primer campamento urbano de XUNTOS resultó todo un éxito. Empezamos despacito, dándonos a conocer y con muy pocos/as menores a los/as que poder atender, pero poco a poco nos fuimos abriendo camino. Comenzamos esta aventura a mediados de junio y terminamos al final de julio; con todos esos días nos dio tiempo a convivir, aprender, correr, saltar, disfrutar… y pasar calor, ¡mucho calor!

Iniciamos cada mañana con un momento de amanecer. Luego, las actividades de refuerzo escolar: después de varios meses sin poder ir al colegio, apostamos por hacerlas juntos, jugando y aprendiendo a la vez, sacándole el máximo jugo a todo. También hicimos un montón de manualidades, desde imanes hasta un sistema solar enterito. Y, por supuesto, nos dio tiempo a jugar (con un paracaídas, al pañuelo en las pistas de Villafría, con el balón o al escondite en la plaza de Otero, en una búsqueda del tesoro…), a disfrutar de la naturaleza (en los parques, caminando por la Senda Verde y el monte Naranco), a conocer mejor Oviedo (sus estatuas, el Museo de Bellas Artes, los monumentos prerrománicos…). ¡No paramos quietos!


Nos acompañaron varios/as jóvenes de MarCha Oviedo. Fueron como un regalo para los niños/as, una experiencia de voluntariado que merece mantenerse. ¡Gracias! Como también agradecemos la colaboración económica de EDP Renováveis y la ONGD SED, que nos ha permitido desarrollar todas estas actividades de verano (y también las realizadas en el Centro juvenil El Urogallo, de Ponferrada).


Vivimos un campamento distinto, incluso un poco raro, pero fuimos capaces de compartir lo mejor de cada uno/a. Y nos despedimos con muchas ganas de reencontrarnos en septiembre.


Y aquí estamos, despertando a un nuevo curso. Varios niños y niñas han vuelto ya al Centro; otros están por llegar. En la cartera seguimos trayendo entusiasmo, mascarillas, gel desinfectante… Pero ahora ya nos conocemos un poco mejor y somos capaces de descubrir una sonrisa detrás de la mascarilla, en el brillo de los ojos. Aunque mantengamos las distancias, estando en XUNTOS sentimos confianza, cercanía y seguridad.


Nuestra puerta y ventanas se abren con frecuencia, para que entre aire limpio y fresco, y para que nuevas familias y jóvenes puedan conocernos. Tú también puedes hacerlo en nuestras redes sociales: @xuntos_oviedo



Comments


bottom of page