top of page

Libros y versos

El 2020-2021 en El Urogallo.

Este curso, inundado de mascarillas y gel hidroalcohólico, también ha estado repleto de actividades en nuestro Centro juvenil El Urogallo.

A pesar de las circunstancias, celebramos los días más significativos y especiales a lo largo del año escolar y nos hemos dedicado a estudiar, jugar, pasear, divertirnos y hacer trabajos manuales juntos.


Nos pusimos en contacto (a veces, online) con algunas escuelas de la ciudad y con algunos colegios maristas (de Lugo, Salamanca y Valladolid).

Y, a finales de mayo, recibimos un regalo estupendo de parte de los niños y niñas de Infantil del colegio La Inmaculada de Valladolid: un montón de dibujos y libros de todo tipo (novelas, magia, cuentos, poesía…).


Hojeando sus páginas, hemos disfrutado de poemas inolvidables que nos hablan de nuestra vida, y nos hemos encontrado con:

Garcilaso de la Vega (que nos recuerda el valor de las personas amadas):

Por vos nací, por vos tengo la vida,

por vos he de morir y por vos muero.


Lope de Vega (que sabe mucho de nuestros sentimientos, de nuestras emociones y estados de ánimo):

Mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,

enojado, valiente, fugitivo,

satisfecho, ofendido, receloso...


Pedro Salinas (que mezcla maravillosamente la educación y el amor cuando nos dice Quiero sacar de ti tu mejor tú y nos pide coherencia):

Lo que eres me distrae de lo que dices.


Luis Cernuda (que nos descubre cuántas maneras hay para expresar nuestro cariño a los niños y niñas del Urogallo):

Te quiero.

Te lo he dicho con el viento.

Te lo he dicho con la alegría…


Miguel Hernández (que nos invita a escuchar, acompañar y conversar desde el corazón):

Que tenemos que hablar de muchas cosas,

compañero del alma, compañero.


Pablo Neruda (maestro del adiós en poemas de amor y canciones desesperadas, que nos hace reflexionar sobre el tiempo y sus distancias):

Es tan corto el amor,

y es tan largo el olvido.


Y, para (no) terminar, Gabriel Celaya (que nos hace conscientes de una gran verdad: no podemos vivir sin poesía):

Poesía necesaria

como el pan de cada día,

como el aire que exigimos trece veces por minuto.



Comments


bottom of page