top of page

AHORA en El Urogallo

Puertas cerradas, corazones abiertos en "El Urogallo".

Federico Andrés Carpintero


En Ponferrada, el viernes 13 de marzo, cerramos las puertas a los chicos y chicas de los centros de nuestra obra social “EL UROGALLO” y abrimos los ojos, los oídos y el corazón para ver e ir aceptando, con asombro y preocupación, lo que estaba pasando…


Hasta nuevo aviso”, escribimos a las familias. Y enseguida nos preguntamos: “¿Qué podemos hacer? ¿Qué vamos a hacer?


Los educadores y voluntarios nos reunimos un día y decidimos teletrabajar preparando muchos talleres y el campamento del próximo verano. Elegimos el tema del campamento y nos repartimos las actividades y juegos. Hemos estado creando, diseñando y previendo todo lo necesario y, hoy, podemos estar satisfechos porque ya tenemos organizadas la mayoría de las acciones que vamos a disfrutar (si el “tiempo” nos lo permite…).


Ha pasado un mes y, para que nuestros chicos y chicas se animen, les hemos enviado un video por Facebook donde los educadores les saludamos y damos pistas para emplear el tiempo de una manera positiva y enriquecedora. Como emplean más Instagram que Facebook, hemos abierto una cuenta en esa aplicación, para estar más conectados. Y les vamos proponiendo, semanalmente, algunos retos lúdicos para que se entretengan y se diviertan en familia.


Muchos reciben el trabajo escolar que les envían los profesores (aunque algunos no tienen internet u ordenador) y nos han manifestado sus problemas y necesidades para realizarlo correctamente. Porque queremos ayudarles, hemos llamado a todas las familias y vamos a colaborar juntos para responder a lo que los colegios les pidan a lo largo de este tercer trimestre.


Con la Fundación Montagne también hemos elaborado un vídeo con algunos versos del poema “No te rindas”, atribuido a Benedetti.


El teléfono de nuestro centro Urogallo está abierto para las familias, como lo está Cáritas, que sigue atendiendo a las personas necesitadas en estos graves momentos de especial incertidumbre. Así, el compromiso de todos aumenta la esperanza.


Esperamos que las puertas del Urogallo se abran de par en par y en nuestros centros vuelva a estallar la risa y expandirse la amistad de todos los chicos y chicas, como el pasado carnaval que recordamos en la imagen.

Mientras tanto, ahora todos en sus casas, resistiendo como campeones y aprendiendo nuevas lecciones que les van a servir para toda su vida.


Los educadores y voluntarios del Urogallo también estamos aprendiendo mucho en estos largos días y somos solidarios con todas las personas que nos hallamos en la misma situación, especialmente con los que más sufren los efectos de esta pandemia que esperamos vencer.


Commentaires


bottom of page