top of page

Sonriendo de corazón

Proyecto ASOMAR, 22-23


“Sonríe de corazón”. Este ha sido el lema marista de este curso 2022-2023. Y es el lema que, perfectamente, se podría aplicar a ASOMAR (Acción Solidaria Marista) de Vigo, en este curso y en los 12 anteriores en los que venimos desarrollando este maravilloso programa socioeducativo.


Este año, a los 9 corazones de los ya veteranos voluntarios de ASOMAR se han unido 6 nuevos corazones de unos jovencísimos alumnos de 4º de E.S.O. del colegio, dispuestos a aportar toda su solidaridad y vitalidad, que son abundantes. Entre todos, un curso más, han realizado una gran labor, llena de ilusión e inmejorables resultados, dando el necesario apoyo socioeducativo a los 30 corazoncitos que asistieron a ASOMAR.


¿Y cuáles son esos inmejorables resultados conseguidos? Pues… las sonrisas. Las sonrisas que los voluntarios han sacado de los niños. ¡Muchas gracias a todos y todas por tan valioso trabajo! Aunque, también y por supuesto, las sonrisas que los niños han sacado de los voluntarios.


Pero, afortunadamente, esto no es nuevo, ya que, por suerte, es algo que se viene repitiendo, curso tras curso, desde 2010. Así que, ¿dónde está la novedad de este año, si es que la hubo? Pues en nuestro nuevo y flamante espacio. Gracias al colegio marista El Pilar de Vigo y a la Fundación Montagne, desde octubre de este curso, ASOMAR ha disfrutado, disfruta y disfrutará de un espacio propio, donde acoger (más y mejor) a los niños, donde desarrollar (más y mejor) su preciada labor, donde generar (más y mejor) sonrisas y sonrisas.


Desde ahora contamos con dos magníficas y amplias salas contiguas, antiguos vestuarios reconvertidos. La primera es una sala de trabajo, con mesas y sillas, así como llena de material escolar: libros, pinturas, pizarras… En ella se realiza el refuerzo escolar. La segunda es una sala de usos múltiples, que dispone de baño y cocina, todo un lujo para poder llevar a cabo diferentes actividades lúdicas y diversos talleres con niños y familias.


Y así, un año más, seguimos mejorando. ¿Qué más se puede pedir? Pero, qué le vamos a hacer, los “asomaristas” nunca nos conformamos, y queremos seguir creciendo. Ya se sabe: ¡queremos cambiar el mundo! Así que, para el próximo curso: ¡más y mejor!



Comments


bottom of page