top of page

¿Quiénes somos? (en "cuatro" líneas)

Algunos educadores del Urogallo escriben sobre su experiencia:


Soy Miriam, educadora del Urogallo, donde llevo dieciséis años. Aquí encontré mi LUGAR, así, en mayúsculas. Nuestro centro es un espacio para que los niños y niñas puedan ser ellos mismos, se sientan protegidos y respetados y se desarrollen plenamente como personas. Tengo el trabajo más gratificante y bonito que podría tener: toda una experiencia de amor y de vida.


Soy Jack y trabajo como voluntario en el Urogallo en mi cuarto año. Estoy muy contento con el grupo de 5º y 6º (nueve chicas y tres chicos) con quienes convivo, educo, me enfado, progreso… y son el centro de mi vida. A través de ellos he tendido un puente con sus familias, tratando de caminar juntos.


¡Hola! Soy Andrea y llevo en el Urogallo desde 2013 (con idas y vueltas). “Antes, no sabía que esto existía, y ahora no sabría cómo vivir sin vosotros”. Esta frase que escuché en una película, define perfectamente mi situación. Llegué casi de rebote, sin saber que existía, y se ha vuelto en una parte tan importante de mí que ya no es un simple trabajo: es mi FAMILIA.


¡Hola! Soy el H. Ismael, educador en el Urogallo de Ponferrada desde hace cinco años. Cuando el H. Tomás me propuso venir, me llevé una inmensa alegría. Estar con los preferidos de Champagnat me motiva a dar lo mejor de mí a estos niños, niñas y jóvenes que también tienen el derecho a tener personas que les quieran. Sus vidas me ayudan a no quejarme de nada.


Soy yo: una persona creativa y activa. Amante de lo que hace. Aprendiz de todo y “enseñante” de nada. Soy yo: Vivi, dinámica (cuando el cuerpo y la mente me dejan y están despejados). Soy yo: educadora, “en prácticas”. Soy yo: monitora desde hace más de… “media VIDA”.


Aquí llevo más de dos mil días, y aquí la vida es como tiene que ser: un espacio y un tiempo para sentirse bien, desplegar las cualidades personales, relacionarse positivamente, disfrutar jugando y aprendiendo, compartir conversaciones, aventuras y sueños. Como dijo aquél: “yo soy yo y mis circunstancias”. Yo soy Andrés en el Urogallo, y me duelen las circunstancias de nuestros chicos y chicas.


Comments


bottom of page